Todo comenzó en una casa idílica en La Chaux-de-Fonds, donde Jules Godat instaló un modesto taller. Como muchos compañeros de profesión, pasó los fríos meses de invierno trabajando como relojero. En 1868, estableció su propio negocio y así sentó las bases para la producción de relojes Zeno tal como la conocemos hoy. Fabricó relojes clásicos de bolsillo en plata. Una vez que Jules Godat abandonó la compañía, comenzó la fabricación de relojes y relojes de ferrocarril.

En 1920, André-Charles Eigeldinger se hizo cargo de la producción de relojes Godat. Se especializó en la fabricación de relojes de observación para fines militares, relojes de regla de cálculo y relojes de bolsillo en plata, oro y platino. En 1922, Eigeldinger & Söhne registró la marca ZENO. Este nombre es un recordatorio del filósofo griego Zeno de Kition y significa "regalo de Zeus" o "dado por Dios".

En la fabricación de relojes ZENO, se tiene mucho cuidado en confeccionar instrumentos de medición del tiempo de alta calidad con una buena relación coste-beneficio. Desde 1922, los relojeros de ZENO han producidopiezas individuales con una personalidad prominente, un carácter distintivo y una belleza atemporal.

La demanda de relojes de pulsera aumentó constantemente y, en los años de entreguerras, la producción se centró en los relojes de pulsera. Los primeros relojes de pulsera ZENO fueron creados en oro y destinados exclusivamente a la exportación. En 1937, con motivo del 15º aniversario de la marca ZENO, se realizaron los primeros relojes con función integral de parada y telémetro acústico. En 1949, por primera vez, Zeno participó en la feria suiza de relojes en Basilea. En los años siguientes, los ingenieros de Zeno diseñaron varios modelos de relojes digitales con "horas de salto", relojes colgantes para enfermeras y "relojes para niños", hasta que en 1960 la producción se trasladó temporalmente a los talleres de Atteslander en Biel, donde los primeros relojes de aviadores mecánicos fueron desarrollados.

Hoy el ritmo acelerado del progreso está trayendo cambios constantes a nuestras vidas. Sin embargo, en los talleres de relojes de Zeno todavía se fabrican relojes mecánicos de muñeca y bolsillo utilizando técnicas tradicionales con la calma y la concentración excepcionales de los relojeros experimentados. Durante más de ochenta años, los relojes ZENO se han elaborado en gran medida a mano.